viernes, 22 de noviembre de 2013

La secretaria de Estado de Educación, Montserrat Gomendio 'Los alumnos que no eligen ahora religión dedican ese tiempo a la nada, literalmente'

Gomendio: 'Los alumnos que no eligen ahora religión dedican ese tiempo a la nada, literalmente'


La secretaria de Estado de Educación, Montserrat Gomendio, ha defendido as reformas introducidas por la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) en cuanto a educación católica, ya que, a su entender, a día de hoy los alumnos que no eligen religión "dedican ese tiempo a nada, literalmente".
En una entrevista a la cadena Ser, Gomendio ha asegurado que los cambios introducidos por la ley "no privilegian" a la educación católica, puesto que la asignatura de religión sigue siendo de elección voluntaria.
"Se trata de la misma forma a las distintas confesiones. Ahora, los alumnos que no eligen religión no invierten su tiempo en otra cuestión y dedican ese tiempo a nada, literalmente. Nosotros conseguimos que durante todo el horario escolar estén haciendo algo productivo", ha afirmado.
Durante la entrevista, Gomendio ha reiterado que la LOMCE es una reforma que cuenta con una mayoría parlamentaria, y entiende que la huelga del sector educativo ha sido motivada por "bases laborales". "Hemos estado abiertos al diálogo con todos los sectores y desde la primera propuesta hasta la última ha habido cambios considerables de todos los que han querido participar", ha explicado.
En este sentido, ha criticado a los partidos de la oposición por no presentar propuestas a la LOMCE y "defender el inmovilismo", con "gestos discutibles para los valores democráticos" como un acuerdo para derogar la ley. "Es una falta de respeto a las reglas democráticas", ha señalado.
La secretaria de Estado prevé que la implantación de la ley será gradual, empezando por primaria y aplicándose en el curso 15/16 en primaria y bachillerato. Además, ha añadido que "cuanto más éxito tenga la ley, más coste representará".
Asimismo, ha explicado que el Gobierno está negociando con la Unión Europea el programa Erasmus y, en concreto, abordará la horquilla de la dotación presupuestaria que corresponderá a los estudiantes.